El libro de Monelle - Marcel Schwob

"Monelle me encontró en la llanura por la que yo erraba y me cogió de la mano.
-No te sorprendas, dijo, soy yo y no soy yo;
Me encontrarás una vez más y me perderás;
Y otra vez volveré a ti; pues pocos hombres me han visto y ninguno me ha comprendido;
Y me olvidarás y me reencontrarás y me olvidarás."
Os ha pasado, ¿verdad? La habéis visto, la habéis encontrado. En esa brumosa llanura en la que se confunden sueño y vigilia, en esa incierta hora en la que su sola presencia despeja el abatimiento.

Sí, lo sé, la habéis reconocido; sí, también lo sé, ya la habéis olvidado. Pero aún tenéis ahí un ronroneo, un estado de confusión. Dejadme ayudaros a comprender lo que os ha sucedido. Dejadme hablaros de ella. Y luego... olvidad mis palabras y olvidaros de ella. Sólo así os será devuelta.

Monelle es...
"...la que está sola.
[...]
Y
[...]
Porque estoy sola me darás el nombre de Monelle. Pero soñarás que tengo todos los nombres."
A Monelle la podéis encontrar en el lugar de la noche en el que se cruzan recuerdo y olvido.
"Monelle está muerta; soy la misma Monelle, y me he levantado en la noche, y los niños me han acompañado, y daremos la vuelta al mundo."
También podéis buscar a aquellos que os hablen de ella:

Las pequeñas prostitutas:
Las hadas oscuras, enfermeras de almas. Aquellas a las que alumbra la tristeza y desvanece el alba.

Su ejército de hermanas:
La egoísta. La voluptuosa. La perversa. La decepcionada. La salvaje. La fiel. La predestinada. La soñadora. La atendida. La insensible. La sacrificada.
Las niñas de inocencia truncada. Monelle y sus mil caras.

Los niños de la eterna infancia:
Los que renuncian a crecer. Los ignorantes. Los que alumbran con sus lamparitas las mentiras que conducen a la felicidad.

O poner atención y escuchar aquello de lo que os habla Monelle:
De la destrucción. De la formación. De los momentos. De la vida y De la muerte. De las cosas muertas. De nuestros actos. De sus palabras.

¿Y dónde hallaréis sus palabras?
En su libro. En sus mandamientos. En su biblia apócrifa del olvido.
En el reino blanco, que a su vez está en el reino negro, que a su vez encontraréis en el reino de color rojo.
"Así podrás ver el reino. Pero no sé si entrarás. Yo soy difícil de comprender salvo para aquellos que no comprenden, y soy difícil de atrapar, salvo para aquellos que son huidizos, y soy difícil de reconocer, salvo para aquellos que ya no recuerdan. En realidad ahora me tienes y ya no me tienes. Escucha."
Por último (antes de que olvidéis lo leído y a Monelle) y lo más importante: ¿qué hacer con el libro de Monelle?
Olvidarlo. Esconderlo. Sepultarlo. Destruirlo. Quemarlo.
El libro no son sus páginas ni sus tapas.
El libro son sus palabras. Si las olvidas, las volverás a escuchar.
"Y Monelle, una vez más, dijo: te hablaré de mis palabras.
Las palabras son palabras mientras son pronunciadas.
Las palabras que se conservan están muertas y engendran pestilencia.
Escucha mis palabras habladas y no actúes de acuerdo a mis palabras escritas.
Y habiendo hablado así en la llanura, Monelle se calló y se puso triste porque debía regresar a lo más profundo de la noche.
Me dijo desde lo lejos:
Olvídame y te seré devuelta."
"Porque todas las cosas son fugaces;
pero Monelle es la más fugaz."

Marcel Schwob, autor no demasiado reconocido que sin embargo ha inspirado a grandes escritores, se enamoró en su juventud de una jovencísima prostituta de nombre Louise. Del dolor que le supuso la muerte de ésta en 1893 surge este libro de Monelle, una obra tan rara como bella cargada de simbolismos y que bebe de esos maravillosos cuentos clásicos a los que sólo de adultos hemos sabido otorgar toda su dimensión. El libro es una extraña mezcla de cuento contenedor de otros y de aforismos que indaga en la falsa inocencia, en las múltiples facetas de seducción de la mujer, en la negación de la realidad y en el olvido como medio de felicidad y de superar el dolor, y en una filosofía de vida de momentos inconexos. La edición que yo he leído ha sido traducida por Luna Miguel, gran admiradora de esta obra que nos obsequia además con un prólogo maravilloso en el que compara y eleva a la Monelle de Scwob por encima de la Lolita de Navokov y la Alicia de Lewis Carrol. Una apertura perfecta para una lectura tan fugaz como, a pesar de a lo que nos exhortan sus páginas, inolvidable. 



Ficha del libro:
Título: El libro de Monelle
Autor: Marcel Schwob
Traducción y prólogo: Luna Miguel
Editorial: Demipage
Año de publicación: 2012
Nº de páginas: 128
ISBN: 978-84-92719-34-1

Comentarios

  1. No conocía nada de este libro, pero dices que para ti la lectura ha sido inolvidable y además es muy cortito, así que no me negaré a leerlo si se cruza en mi camino.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rarito. Lectura aparentemente sencilla. Pero se le pueden sacar muchas cosas. Creo, además, que la editorial Alianza acaba también de publicarlo, así que igual te lo cruzas y todo ;)
      Besos

      Eliminar
  2. Qué casualidad, tengo al alcance de mi mano una nota en la que está anotado este libro. Alguien que conoce bien mis lecturas, y también a mí, me lo recomendó. Y ahora vas tú y acabas de provocar que esta misma tarde vaya a encargarlo, sin más dilación :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando un libro te busca de esa manera mejor es no hacerle esperar. Eso sí, espero que no te hayamos creado demasiadas expectativas. Ya me contarás.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Tengo anotado un libro de Schwob, "Vidas imaginarias", ni se sabe el tiempo. El caso es que no recordaba por qué, hasta que he leído tu original reseña y se me ha encendido el pilotillo otra vez. Segundo de Schwob a la lista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues me alegra haber rescatado esta autor de tu lista de pendientes. Ya me contarás cuando te pongas con él.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. La verdad es que por los trozos que has rescatado de la historia no sé si entraría dentro de lo que leería ahora mismo, aunque me parece una historia curiosa y que seguro desprende mucho sentimiento...la tendré en cuenta por si me la cruzo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Excelentes los fragmentos que has compartido Lorena, de los que se te meten muy dentro y te hacen reflexionar.
    De nuevo no conocia ni libro ni autor pero me parece muy recomendable su lectura, de las que no dejan para nada indiferentes y te conectan con esas palabras propias, las pronunciadas, las que se quedaron a media, las que se quieren olvidar.
    La buscaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro cusioso, cuanto menos, y que crea un universo único. Espero que lo disfrutes.
      Besos

      Eliminar
  6. No sé si es para mi, aunque te diré que esa peculiaridad que le marcas me resulta de lo más atractivo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que lo que se sale de la norma siempre suscita, por lo menos, curiosidad.
      Besos

      Eliminar
  7. Igual que Gerardo, tenía apuntado de M. Schwob "Vidas imaginarias" y "Viaje a Samoa" (éste fue el primero), los conocí gracias al gran Vila-Matas, de quien he apuntado varias recomendaciones, las que he leído no me defraudaron.

    Me gusta todo lo que comentas de éste, esa extraña mezcla de cuento, aforismos, simbolismos... Se me hace irresistible, en realidad será tu forma de contarlo :)
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero, entonces, que esta recomendación suya tampoco te defraude.
      Esta vez no han sido demasiadas mis palabras. He preferido dejar hablar a las propias del autor. No estaba muy segura de conseguir captar su esencia sólo con las mías.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. No conocía a este autor, pero como siempre me descubres cosas interesantes :) Estos tipos de libros así me suelen gustar. Lástima de la época poco lectora que estoy pasando :(, pero no durará siempre.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no dudará siempre. Espero que pronto te puedas poner, si no con éste, con cualquier otro de tu elección.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares