Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Marina et la langue de l'amour - #AdoptaUnaAutora6

Querido Rainer:
Dice Goethe en alguna parte que no se puede crear nada importante en una lengua extranjera - y a mí siempre me pareció que no era verdad. (Goethe en conjunto siempre parece acertado, solo es válido como una suma, por eso estoy siendo injusta con él.)
La poesía ya es una traducción de la lengua materna - a otra, sea esta el francés o el alemán, da lo mismo. Ninguna lengua es lengua materna. Crear versos significa traducir. Por eso no comprendo que se hable de poetas franceses o rusos u otros. Un poeta puede escribir en francés, pero no puede ser un poeta francés. Es ridículo.
Yo no soy un poeta ruso y siempre me asombro cuando me consideran o me ven como tal. Te conviertes en poeta (¡si es posible convertirse en poeta, si no se es de antemano!) para no ser ni francés ni ruso, etcétera, para ser todo. O, dicho de otro modo: se es poeta porque no se es francés. La nacionalidad es in- y reclusión. [...]
Pero cada lengua tiene algo que solo le pertenece a ella, que es ella. Por…

Entradas más recientes

Una hermosa doncella - Joyce Carol Oates

La gravedad de las circunstancias - Marianne Fritz

Vida hogareña - Marilynne Robinson

Días sin hambre - Delphine de Vigan