La habitación de Nona - Cristina Fernández Cubas

Siempre he tenido dudas acerca de la utilización del término cuento y del término relato. No sé si se pueden utilizar indistintamente, si hay aspectos relevantes que diferencian al uno del otro o si esas diferencias son tan sutiles y subjetivas que crean dificultad a la hora de diferenciarlos. Tendemos a asociar el cuento con las historias para niños, tal vez también con las leyendas y las narraciones mitológicas; pareciera que los cuentos perteneciesen al reino de la fantasía. El relato en cambio, no sé si  es por compartir primera sílaba con la palabra realidad, se nos antoja más cercana a esta. No es mi intención dejar en esta reseña uno por encima del otro si es que acaso no estamos hablando de lo mismo; de todas formas, para el libro que hoy os traigo lo que estoy exponiendo aquí resulta una discusión estéril, pues se nos presenta ya como una reunión de cuentos y a su autora como una de las más prestigiosas cuentistas (el término en sí tiene ciertas acepciones despectivas) de nuestro país.  Aunque si queréis saber mi opinión sobre estos relatos, cuentos o narraciones, os diré que contienen mucha realidad pero que esconden también mucha ¿fantasía?... no, digamos mejor imaginación.
Y es curioso, las tres recordamos a aquel desconocido con un sentimiento muy semejante a la simpatía. Nos parece un personaje prestado. Una figura precedente de otra historia. Un enviado del Destino para disipar dudas, ahorrarnos trámites y poner punto final."
Portada de La habitación de Nona
"La habitación de "Nona es el título del cuento que abre y da nombre al último libro de Cristina Fernández Cubas. Y es un cuento complejo, absorbente, fascinante, inquietante. Excelente, en una palabra. Su final te deja en cierta medida descolocada, porque no atinas a discernir si lo has comprendido completamente, es más, te quedas con la sensación de que hay múltiples formas de reinterpretarlo. Porque sí, es fascinante e inquietante por la realidad que nos presenta, pero la imaginación de su autora y la imaginación de su protagonista dejan también la puerta abierta a la imaginación del lector. Brillante.

Continúan los cuentos, hasta seis, y aunque son muy diferentes entre sí todos comparten una tónica general: un lugar reservado a la imaginación pero no disociada de la realidad sino como parte indisoluble de esta. Comparten también el protagonismo femenino y el casi omnipresente uso de la primera persona en la narración. La autora barcelonesa sabe cómo contar una historia, sabe también que al tratarse de historias cortas ha de agarrarnos ya desde la primera frase y no soltarnos hasta el final. Y su seis cuentos, aunque es inevitable que algunos nos gusten más que otros, consiguen todos que nos mantengamos absortos en su lectura y en el mundo propio que crean o que nos hacen crear.

Inicié esta lectura el 1 de noviembre, cuya víspera nocturna invita a la lectura de historias de miedo. La causalidad ha querido que sea esta una más que digna recomendación para esa fecha, pues aunque no sean los suyos cuentos de terror al uso todos tienen algo que asusta, que causa desasosiego, como una corriente helada repentina que te abandona pero te deja la sensación de frialdad petrificada en ti. Y al rememorar estas fechas viene a mí un olor a tierra húmeda, a bosque de luz apagada una vez trascurrido el ocaso, a raíces subterráneas cuyas ramificaciones asemejan lo vivo y lo muerto tendiéndose la mano. Es el olor del bosque de Ana María Matute, cuyo último libro leí hace un año por estas mismas fechas (para leer su reseña pinchad aquí).
"Pero la memoria, lo estamos viendo, no es una tumba de alta seguridad. A la sola mención de su nombre las imágenes desterradas han salido de su escondrijo más vivas que nunca."
Caigo ahora en la cuenta de que las ubicaciones de los cuentos de Fernández Cubas son un poco lo que ese bosque de Ana María Matute, autora que cultivó también el género del cuento. Si en el bosque se dan la mano lo vivo y lo muerto, en estos cuentos lo hacen la realidad y la imaginación, la luz y la oscuridad que albergamos todos. Y lo mismo lo hacen en la habitación de una niña especial llamada Nona ("La habitación de Nona"), que en una jaula en la que nos encerramos nosotros mismos sin querer ("Hablar con viejas"), en una tribu perdida de la Amazonia ("Días entre los Wasi-Wano") o en nuestra asombrosa capacidad de mirar sin ver ("El final de Barbro"). A veces simplemente, como en "Interno con figura", en la observación de un cuadro cuyo incomprensible significado nos perturba sin saber por qué y ha de llegar la inocente voz de una niña y su lúcida mirada para hacernos entender lo que estamos viendo. La pregunta luego sería si acaso no estaríamos mejor sin saberlo.
"El silencio que acoge sus palabras no tardará en obrar como una pregunta."
Una niña, y hay varios niños en estos cuentos. Y habrá también a quien no le sorprenda pues pensará que los cuentos son precisamente cosa de niños. A mí no me sorprende en cambio porque pienso que todos volvemos a ser niños cuando leemos cuentos. Pero no esa personita que es como una hoja en blanco por escribir, sino el adulto lleno de borrones y de letra inteligible que necesita con el desamparo de un niño chico que alguien le ayude a traducir lo que él mismo ha escrito. Por eso en los cuentos no basta la realidad, por eso se recurre a la imaginación para explicar el mundo a los niños, por eso las leyendas y mitos hacen uso de la fantasía para preservar y transmitir una cultura. Los adultos también necesitamos echar mano de la imaginación, porque hay ciertas partes de la realidad que sin ella no nos atreveríamos a mirar ni a ponerle nombre, y la imaginación nos las devuelve como si de una imagen especular se tratase. Hay ciertas partes de nosotros que nos empeñamos en negar y las dejamos ahí encerradas en un cuarto bajo siete llaves. Nos hacen falta los cuentos para abrir la puerta de ese cuarto, reconocernos y comprendernos. Nos hacen falta los cuentos para abrir la puerta de la habitación de léase Nona, léase cualquiera de nuestros nombres propios.
"Y siento miedo. Una vez más. Miedo de lo que me escupen en silencio sus ojos brillantes. Miedo de lo que está siempre ahí, en el fondo de todo cuanto hago,..."
165/365 Little Red Hiding Hood. Fotografía de martinak15
Me gustan los cuentos.


Ficha del libro:
Título: La habitación de Nona
Autor: Cristina Fernández Cubas
Editorial: Tusquets
Año de publicación: 2015
Nº de páginas: 208

Comentarios

  1. A mí también. Así que me lo llevo apuntado. Gracias por la recomendación.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Excelente reseña, tengo el libro anterior "Todos los cuentos" y es tal como dices. Con relatos o cuentos así uno no entiende cómo el género está tan denostado en nuestro país. Parece que un escritor para aspirar a algo debe hacer novela y en las listas de ventas poesía y relato ocupan las últimas posiciones. Curiosamente no pasa lo mismo en países como EEUU. Se me escapa la razón, es un buen tema para un post.
    Ya que lo dices voy a echar un vistazo a la reseña de Ana María Matute, compré un pack en Círculo con Primera Memoria y Demonios familiares. Leí el primero pero a éste no le he hincado todavía el diente...
    Coincido contigo en que el niño no es una hoja en blanco, es un universo en si mismo, incluso desde muy pequeño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pareciera que si no se escribe un tocho de más de quinientas páginas no se es escritor. Yo creo que novela y cuento (o relato) son distintos y asumen por tanto diferente dificultad por parte de quien lo escribe, pero no entiendo que se valore más a uno que a otro.
      Espero que te guste mi reseña de Demonios familiares y que te animes a leer el libro.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Hace tiempo que no leo un libro de relatos y me ha gustado mucho lo que nos cuentas sobre éste. Sería una buena ocasión para descubrir a esta autora de la que aún no he leído nada.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco había leído nada de ella hasta este libro pero me ha gustado mucho. Espero que a ti también te guste.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Esta vez y pese a tu excelente reseña no me termina de convencer.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué sería del niño sin imaginación pero lo mismo pasa con el adulto, que por más que lo sea la sigue necesitando ¿no? Yo siempre he equiparado cuento con relato, es posible que hay diferencias pero decir cuento para adultos me parece un poco absurdo. En todo caso el cuento puede ser más moralizante que le relato peor es como todo. Ya, no estoy ayudando. Bueno, te echo una mano y me llevo el libro para que no te pese la estantería ¿cómo lo ves?. No leí a la autor y puede ser una buena forma de descubrirla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te lo lleves. Ya me contarás.
      Yo sigo sin saber si cuento y relato es estrictamente lo mismo pero en cualquier caso que sigan existiendo para que los disfrutemos. Los adultos también los necesitamos y tal vez más aún que los niños.
      Besos!!

      Eliminar
  6. Hola!!! yo tampoco se cual es la diferencia entre cuento y relato, pero lo que si que se es que este libro me ha llamado la atencion,a si que sin duda me lo apunto. Gracias por descubrimerlo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los cuentos y si son tan originales y te dejan con desconcierto¡¡¡ me los llevo puestos¡¡¡ gracias por la nueva recomendación¡¡¡ genial reseña¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te los llevas puestos solo te queda disfrutarlos. Espero que así sea.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Otra vez nos pisamos lecturas. Lo acabo de terminar. Me ha gustado, sin emocionarme en sus historias pero mucho más en el modo de contarlas. Tiene frases para enmarcar, como envueltas enun toque etéreo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cambiamos en breve y te pisaré yo a ti porque en unos días empezaré un libro que fiché en tu blog.
      A mí tampoco me llegaron a emocionar pero todos enganchas y tienen algo. Y te dejan un sensación extraña como de estar permanentemente mirando a tus espaldas. Se nota que Fernández Cubas tiene tablas. A ver qué nos cuentas en tu reseña.
      Besos!!

      Eliminar
  9. No sé si hoy en día se puede diferenciar entre cuento y relato, aunque le pongamos ese matiz de "fantasía" al cuento. Últimamente estoy muy en ese género (bueno, en varios) de relatos, cuentos o llamemoslo como sea. Y este que nos traes me interesa, porque tengo ganas de leer algo de esta autora, me gusta el título (me encanta la palabra "nona"), me gusta que las ubicaciones estén en ese bosque de Matute, me gusta la imaginación en la realidad... Varias razones, vaya. La imaginación es un arte, mantenerla viva, activa, me parece imprescindible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llamémoslo como sea que además precisamente a ti y a mí nos gusta poco etiquetar.
      La imaginación es necesaria, no se debe renegar de ella. La realidad al fin y al cabo quién sabe lo que es; lo que existe es la interpretación que hacemos de ella. La autora sabe conjugar ambas muy bien. Me he estranado con ella con este libro. Espero que a ti también te guste.
      Besos!!

      Eliminar
  10. Me alegro de que te haya gustado. Yo no lo conocía, así que me lo voy a apuntar en negrita. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues tampoco sé muy bien cuál es la diferencia entre cuento y relato... Pero el género me suele dar buenas alegrías y como tu reseña es convincente, no voy a olvidar fácilmente este título si se cruza en mi camino. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si se te cruza y lo lees ya me contarás.
      Besos!!

      Eliminar
  12. Hola cielo, has empezado tu reseña con una reflexión que tiene mucha razón. Diferencias entre cuento y relato. Ahora mismo no sabría responderte. Supongo que literalmente está diferenciado por ciertas características, pero luego en la práctica, como otras tantas cosas que ocurren cuando se bajan del ámbito teórico a la realidad: se solapan. Este título me ha inquietado mucho, y me ha surgido una cosa que no me llega a quedar clara: ¿da miedo? Mira, yo hasta hace poco los libros de cuentos o relatos no me gustaban, porque eso de pasar de uno a otro me "cortaba el rollo". Pero en mi blog tengo justo una reseña de un libro de relatos con el cual me he quitado el sombrero y estoy empezando a interesarme más por estas recomendaciones. Aunque si es de miedo...ehm, soy muy miedosa. Si es más psicológico, aunque sea una psique atormentada, sí me interesa. Si te pasas por mi casa, ya me contarás.

    ✍(◔◡◔) Nos leemos y comentamos.
    La Reina Lectora ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es estrictamente de miedo, es más bien la lectura que tú hagas de él.
      Me alegra saber que has dado con un libro de relatos que te ha hecho plantearte darle una oportunidad al género. Mucha gente es reacia a hacerlo. Espero que continúes, bien con este libro, bien con otro que te apetezca más.
      Besos!!

      Eliminar
  13. acabas de acaparar totalmente mi atención No habia escuchado ni del libro dni de la autora, así que voy a apuntarmelo y ya te dire que pienso en cuanto lo lea.
    Me quedo en tu morada, vengo de IBA, un saludo.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!

    Estoy haciendo un sorteo en mi blog y me haría mucha ilusión que participaras.

    Un abrazo enorme,
    Utah ♡

    http://loslibrosdeutah.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  15. Hola preciosa!
    Este lo dejo pasar, no es para mí. Amo tus reseñas. Besotes

    ResponderEliminar
  16. No sé tampoco cuál es la diferencia entre cuento y relato, si es que la hay. Pero sí es cierto que en ambos casos, es un género que no está valorado como justamente merece. Hay verdaderas joyas. Y disfruto mucho con estas historias cortas. Así que este libro, después de leer tu excelente reseña, me lo llevo bien apuntado. Y de paso me quedo por tu blog, que es otra joya.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Margari. Yo también pienso que es un género minusvalorado. Espero que disfrutes de estos cuentos.
      Besos!!

      Eliminar
  17. Que buena reseña! Me ha entrado curiosidad y espero leerlo pronto. La verdad es que practicamente todos los libros que reseñas son nuevos para mí, y me encanta porque así conozco un montón de historias nuevas :)

    Y bueno, ya que estoy te informo de que también participo en la iniciativa Blogs Asociados! Te sigo desde ya ^^

    Muchos saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo. A mí también me gusta descubrir libros nuevos en los blogs que visito.
      Bienvenida.

      Eliminar
  18. Me gustan los relatos y lo que cuentas de este libro también así que otro que voy a apuntar en la lista. Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares