La buena reputación (Ignacio Martínez de Pisón)

Portada de La buena reputacción
El cordón umbilical mantiene a los mamíferos placentarios en estado embrionario unidos a la placenta durante toda su gestación. Gracias a él el feto obtiene sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno. No sé en el resto de las especies, pero en el caso humano si cualquiera de sus individuos piensa que una vez cortado ese cordón está por fin libre de toda dependencia materna, no está más que cometiendo el primer gran error de su vida. Esos nueve meses no son más que un preludio de lo que será su vida en el mundo exterior. El cordón umbilical se ha cortado, sí, pero el físico. Queda otro invisible que nos mantendrá unidos no sólo a la madre, también al padre, hermanos, hijos... Se me ocurre que quizás la expresión lazos familiares surja de ahí, no lo sé. Este cordón o lazo al principio es muy finito, pero se va nutriendo a lo largo de los años de las experiencias vividas y compartidas con nuestras familias. Sirve de sostén a veces, nos ancla, no nos deja caer. Otras se nos enrolla alrededor y nos asfixia. Porque eso al fin y al cabo, mis queridos pajaritos, es la familia, en momentos bendición, en ocasiones condena. Y eso ni más ni menos es lo que nos ofrece Ignacio Martínez de Pisón en su gran novela "La buena reputación", una familia que no se parecerá en nada a la vuestra pero en la que no podréis evitar reconocer a la propia.

Samuel y Mercedes son un matrimonio bien posicionado de Melilla con dos jóvenes hijas, Miriam y Sara. Samuel, judío nacido en Melilla, ejerce su influencia sobre la comunidad judía como el exitoso hombre de negocios que es. Mercedes, católica proveniente de la península, ocupa su tiempo en educar a sus hijas y en diversas tareas benéficas. Miriam, la hija mayor, es obediente y nunca da problemas. Sara en cambio es un poco más rebelde y enamoradiza, pero sus novios poco le duran, o están de paso en Melilla para regresar a la península, o no son del gusto de la intransigente Mercedes. Son los años cincuenta del siglo XX, los rumores sobre el fin del protectorado español sobre Marruecos amenazan cada vez más con volverse realidad, y ante el clima de inestabilidad que se respira, el matrimonio decide poner rumbo a la península.

Menora. Fotografía de Juan Sebastian Torres
Ignacio Martínez de Pisón traza en "La buena reputación" un retrato cercano y veraz de tres generaciones de una misma familia a lo largo de treinta años, con unos personajes admirablemente construidos y un contexto social mostrado sutilmente de forma impecable. El escritor zaragozano utiliza la figura del narrador omnisciente para desgranarnos el devenir de estos personajes cansados de golpearse con la vida, pero tiene además el detalle para con el lector de enfocar cada uno de los largos capítulos de esta novela bajo el prisma de cada uno de sus protagonistas. Tenemos pues la novela de Samuel, la de Mercedes, la de Miriam y la de los dos hijos de ésta. Echo en falta la novela de Sara, es quizás lo que me falta para que este libro sea redondo y para acabar de rematar e hilar fino su final. Pero aun así el autor tiene la cortesía de 'explicárnosla', no sé si como gesto nuevamente al lector o por respeto a uno de sus personajes principales.

Consigue de esta manera Martínez de Pisón desnudar sus personajes sin pudor y mostrarnos su evolución. Logra también lo más difícil, convertirnos en testigos, que no jueces. Y aunque al principio nos cueste evitar emitir un veredicto, especialmente sobre alguno de los personajes (Mercedes es la reina madre araña tejiendo nudos de cordones umbilicales), terminamos perdonando su egoismo y debilidad y aceptándolos tal como son. Ay, pajaritos, cuanto más fáciles y felices serían nuestras vidas si supiéramos hacer lo mismo con los miembros de nuestras familias.

1962 Dodge Dart. Fotografía de John Lloyd
En segundo plano a esta saga familiar, asistimos a un contexto social e histórico que este autor sabe mostrarnos con gran habilidad. Esa sociedad en la que tanto importan las apariencias y el qué dirán, en la que se vive tantas veces de cara a la galería. E incluso pareciera que esa buena reputación de la que hace gala el título también hubiera que mantenerla frente a la propia familia (vueltas y más vueltas al cordón). Otro aspecto interesante es la contraposición que se hace de la cultura católica y la judía. El personaje de Samuel, que para mí es el que sufre una evolución más atroz, es el que sirve de guía para acercarnos la vida de un judío en esos años en España y su convivencia con los que no profesan su religión. Además se toca también el tema del éxodo a Israel. Vivimos los últimos años del protectorado de Marruecos y con el paso a la península asistimos a la apertura a la modernidad de nuestro país. Todos estos temas están perfectamente hilvanados con la trama e influyen notablemente en las vidas de nuestros protagonistas.

Ya veis todo el calado de esta novela, pajaritos, la dimensión que cobra. Todo lo que abarca y se propone y que Martínez de Pisón resuelve con maestría y con tino. Pero no quiero que las ramas os impidan ver el bosque y olvidéis la auténtica esencia de "La buena reputación", la familia, de la que tantas veces queremos alejarnos y a la que siempre acabamos por regresar. Porque como concluye Daniel, el mayor de los nietos de Samuel y Mercedes:
"No era la mejor familia del mundo, pero era su familia."
Melilla. Fotografía de Noborder Network

Ficha del libro:
Título: La buena reputación
Autor: Ignacio Martínez de Pisón
Editorial: Seix Barral
Año de publicación: 2014
Nº de páginas: 640

Más sobre "La buena reputación"


Os dejo el enlace para que podais disfrutar del primer capítulo de esta novela y también una entrevista a su autor en la Fira del Llibre de València.

Primeras páginas de "La buena reputación".



Y el próximo viernes... volaremos a Soreni, un pueblecito de Cerdeña en el que la vida y la muerte se dan la mano. Allí conoceremos a Bonaria y Maria, madre e hija de alma respectivamente. "La acabadora" de Michela Murgia.

Comentarios

  1. Cuánta razón tienes: "terminamos perdonando su egoismo y debilidad y aceptándolos tal como son. Ay, pajaritos, cuanto más fáciles y felices serían nuestras vidas si supiéramos hacer lo mismo con los miembros de nuestras familias".

    Me ha gustado mucho tu reseña y me ha interesado mucho la novela. El tema de la asfixia familiar también lo trata Carmen Martín Gaite en otra novela que me gusta mucho "Las ataduras".

    Vamos, que el tema ya de por sí me llama mucho y con tu reseña pue me la tengo que apuntar! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema da para una biblioteca entera, Laura. Tomo nota de tu recomendación.
      Besos!!

      Eliminar
  2. Tu reseña me parece fabulosa. Voy a tener que dejar de leerlas (quiero todo lo que reseñas) Creo que el tema de la familia se está infravalorando en estos tiempos y este libro es una bonita forma de profundizar y valorar lo que más queremos¡¡¡ un abrazo, gracias por la recomendación¡¡¡ en cuanto pueda lo leo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo muy claro que la familia salga muy bien parada de esta novela, si bien es verdad que casi siempre se puede apelar a su incondicionalidad. Espero que te guste si te decides a leerla.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Resulta sorprendente lo bien que transmites lo que has llegado ha vivir con las novelas que lees. Te lo dije, y siempre te lo seguiré diciendo, que tus reseñas se encuentran entre las mejores de mi escritorio blogger gracias a lo completas y agradables de leer que son. Y esque a pesar de que algunas novelas pueda no disfrutarlas tanto como merecen debido a mi corta edad y su complejidad, siempre me dejas con unas ganas inmensas. En este caso, supongo que la tendré que dejar pasar ya que tengo demasiados pendientes, pero por si acaso la apunto y más adelante decidiré. Tendré tu reseña en cuenta.

    Un beso ^_^

    PD: Sin querer he publicado tres veces el mismo comentario, ya que no me aparecía bajo la entrada >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que intento transmitir así que me alegra saber que a ti por lo menos te llega. Muchas gracias por tu comentario.
      Si echo la vista atrás y pienso en los libros que he leído hace años sí que veo una evolución y a ti seguro que te pasará lo mismo. Aun así hay lecturas que creo que todavía no estoy preparada para emprender y eso también es maravilloso, porque significa que siempre nos queda algo por aprender, por vivir, por experimentar. Hay gente que de muy jovencita ha leído obras que es para quitarse el sombrero, pero no es mi caso. Los gustos se van puliendo con los años. Sólo con tu reflexión ya demuestras una gran madurez.
      Y sí, blogger a veces anda un poco loco. Besos!!

      Eliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo contigo con lo del cordón umbilical... Y arañas que crean cordones umbilicales tan invisibles como peligrosos. Sólo por eso este libro se aupa en mis preferentes, de hecho lo tengo, pero no era de los que me urgía, aunque ahora ha subido escalones.
    Y al hilo de los cordones umbilicales te cuento algo: tenemos una huerta alquilada entre varios amigos. Desde hace años tenemos gallinero también y este año, por primera vez, hemos puesto un huevo fecundado a una gallina clueca, un poco en plan experimental. El huevo prosperó y "tuvimos" un pollito (hoy ya casi una señora gallina). Nosotros no tenemos gallo, y el huevo fecundado nos lo habían dado. Yo quedé fascinada viendo como la gallina clueca asumía su papel de madre con naturalidad, crio al pollito (a la pollita), lo defendió del resto de gallinas, le enseñó a subir y bajar del gallinero, a buscarse la comida y hacerse su sitio, la cobijó debajo del ala durante noches y noches... Y poco a poco pero de forma implacable, fue creando más distancia entre ella y la pequeña calimera (así la llamamos). Y un día no la quiso a su lado a la hora de dormir, y otro la picoteó para que no le quitara comida. Y definitivamente, fue una gallina más, como las otras. Rotos definitivamente los lazos. La mejor madre durante el periódo de crianza y aprendizaje necesario y una más cuando su periódo de formación había terminado. Me hizo reflexionar mucho sobre esos lazos, la diferencia entre personas y animales y me preguntaba quién, de verdad, estaba haciéndolo bien.

    Perdona por el rollo pero me lo has puesto... a huevo ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me encantó La acabadora, tiene algún punto flojo, pero me encantó la historia y la ambientación. Ya nos contarás el viernes y comentamos ;)

      Eliminar
    2. De rollo nada. Es una reflexión más que interesante, así que muchas gracias por compartirla aquí. En cuanto a "La acabadora" me ha parecido una pequeña belleza de libro aunque también le he encontrado algún fallo. El viernes veremos si coincidimos ;)
      Besos!!

      Eliminar
  5. Como ya te comenté, esta novela está en mi lista de pendientes desde hace tiempo y ahora me han entrado muchas más ganas de leerla. Estupenda reseña, como siempre!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscale un huequito. Es una muy buena lectura.
      Besos!!

      Eliminar
  6. ¡Hola! Quizás me decida a leerla, aunque por ahora la voy a dejar pasar porque se me acumulan jaja
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo un montón esperando, así que si no te acaba de convencer pues a otra.
      Besos!!

      Eliminar
  7. Estoy deseando que llegue el próximo viernes porque solo he leído cosas buenas de La acabadora. Gracias por la reseña! Te sigo :) Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te espero la próxima semana. Gracias a ti por leerme y comentar.
      Bienvenida!!

      Eliminar
  8. La verdad que es un libro fantástico, como bien dices la cercanía te hace entrever cosas propias en sus líneas. Da para muchísima conversación, lo cual es doble mérito en un libro
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tema universal y mostrado de forma real e impecable. Creo que ese es el secreto de este libro.
      Besos!!

      Eliminar
  9. Me llama la atención la temática familiar del libro, ya que muchas veces no pensamos en esto y hay que decirlo: los protagonistas huérfanos o con familias extra terribles abundan xDD

    GRacias por la reseña!
    Nos leemos!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una familia llamemos 'normal' a veces también puede resultar terrible, y este hecho mostrado con credibilidad y sin pudor es precisamente el punto fuerte de este libro. Una lectura que ofrece muchas reflexiones.
      Besos!!

      Eliminar
  10. Hola! Tu reseña y el blog en general me parece hermoso, es por ello que decidi nominarte para los premios Dardo, pasate por mi blog --> http://lectorinexperto.blogspot.mx/2014/09/premios.html para que cheques toda la información al respecto ;) un saludo enorme y no me había fijado pero soy parte del IBA y tu tambien :P te sigo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por el premio. En cuanto pueda me paso por tu blog.
      Saludos!!

      Eliminar
  11. hey! la verdad no conocia este libro, pero me gusta se efecto màs humano y familiar de los que suelo encontrar. Me interesa bastante, ire a buscarlo. saludo!

    ResponderEliminar
  12. Has hecho una entrada preciosa. El tema de las familias, tan recurrente, con sus complejas relaciones, ha dado en mychas ocasiones muy buena literatura...
    Besines y muchas gracias por estar siempre ahí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que te haya gustado, Carmen. Valoro mucho tu opinión.
      Un gusto que estés de vuelta. Besos!!

      Eliminar
  13. Tiene puntos que me interesan bastante, pero el conjunto general no lo hace tanto como para ir corriendo a por él... No sé, de momento lo dejo pasar. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez más adelante. No lo descartes del todo, es muy bueno.
      Besos!!

      Eliminar
  14. Las novelas que retratan familias me gustan muchísimo. No tengo ninguna duda de que disfrutaré de ésta, la ambientación y la época es también muy interesante. Con que pienso que la disfrutaré.
    Me la llevo apuntada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. me interesan muchísimo las novelas que tratan el tema familiar, sus egoísmos, amores, resentimientos, frustraciones. Me parece una institución apasionante como tema de novela porque en ella se dan los sentimientos más generosos y los más egoístas a la vez. Como bien dices, da para una biblioteca entera.
    Esta novela además, me gustó mucho porque me dio a conocer un tema, la sociedad judía en Melilla a mediados del siglo XX, de la que no sabía nada. Me gustó mucho y me gusta mucho su autor, aunque su novela anterior, "El día de mañana", me gustó mucho más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La familia: ni con ella ni sin ella. El contexto histórico de la novela también me resultó muy interesante porque al igual que tú no sabía demasiado acerca de esa sociedad judía de la época en Melilla. Los personajes, sus evoluciones e interrelaciones están magníficamente construidos. No he leído la novela que mencionas pero ya que la recomiendas la tendré en cuenta.
      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares