Porque somos lo que leemos, yo hoy soy... Isabel Allende

Esta es la historia de un idilio. Empezó en un lugar muy especial para mí, en un espacio testigo de mis muchos amores truncados, locos, salvajes, fallidos, inconstantes, apacibles, satisfactorios, platónicos, imposibles, eternos... Me habían hablado de ella, no siempre bien, he de decirlo, pero aún no tenía el gusto de conocerla. Fue allí, en ese templo de amores potenciales, donde la vi por primera vez. Fue allí, en un estante de mi querida Biblioteca Pública Jovellanos, donde me encontré con mi primer libro de Isabel Allende.
Isabel Allende en 2004

Reconozco que no fue un tropiezo casual, llevaba tiempo rondándola. Tampoco fue el encuentro soñado, no fue así como había planeado que sucediera. Pero el caso es que sucedió, pasé con ella unos días y a partir de ahí empezamos a citarnos periódicamente. Me reconozco un poco picaflor en cuestión de escritores. Me gusta probar de todos. Tampoco creo que haga daño a nadie, es más, creo que así valoro más lo que cada uno me da. Y no penséis que soy infiel, para nada, cuando estoy con uno estoy sólo con él, y además, aunque tardemos luego en encontrarnos o incluso aunque no nos volvamos a ver, siempre soy leal y agradecida. Así que ya veis, yo misma estaba sorprendida de mi constancia con ella. Pero me gustaba, sí, me gustaba demasiado como para abandonarla.

Os contaré cómo era nuestra relación. Ella me hablaba y yo la escuchaba. Ella me contaba cosas y yo me dejaba regalar los oídos. Me dejaba imaginar otros mundos, me dejaba sentir otra piel, me dejaba alimentar el alma. No todo el tiempo que compartimos fue igual de intenso, pero tuvimos momentos gloriosos, envidiablemente hermosos. Grabado está en mi memoria como al recordar la muerte de su hija Paula empezó a contarme su historia. No la de su hija, no, sino la suya propia. Pocos instantes hay así en la vida de tan sublime comunión entre dos personas. Dejamos de ser escritora y lectora y nos convertimos en una sola. En esos momentos dejé de ser yo, para como dice el título de esta entrada, ser Isabel Allende.

Portada de la primera edición de Paula
De repente un día enmudeció, ya no tenía más que contarme, y tácitamente acordamos postergar nuestros encuentros (sí, me había leído todo lo que hasta la fecha tenía publicado, qué podía hacer). Tiempo después volví a saber de ella y no dudé en acudir a su encuentro. Pero... no sé... ya no era lo mismo. Ella había cambiado, o yo me había enfriado, o qué sé yo. Comenzó así la historia de nuestro desamor. No fue traumática, no hubo reproches, fue más bien una deserción mutua. Tampoco puede hablarse de una ruptura definitiva. Cada vez que estaba de vuelta volvíamos a reunirnos, como dos viejas amigas que se entienden sin hablarse y están cómodas en el silencio. Sin embargo, cada vez me costaba más acudir a su llamada. Lo reconozco, sí, ya no era yo quien la buscaba. Ya no me llenaba estar con ella, si lo intentaba una y otra vez y en cada ocasión con más desidia, era sólo como un homenaje a lo que un día fuimos, a lo que un día significó para mí y, por qué no decirlo, por un intento egoísta y pueril de reconocer en esos fugaces encuentros un poquito de lo que una vez vi en ella. Luego pasaba para mí al olvido, sin arrepentimiento siquiera, pero aún así vuelvo y vuelvo a ella como si fuera una condena, porque sé que ya no tiene más que darme y secretamente también sé, que aunque tuviera de vuelta ante mis ojos a la Isabel Allende de entonces tal vez tampoco la reconocería, pues he de admitir que no es ella la única que ha cambiado a lo largo de los años.

Hoy, 23 de abril, es un día muy especial (no, no es nuestro aniversario) Hoy es algo así como el día de los enamorados para los lectores. Cuando Carmen Forján del blog Carmen y amig@s nos convocó a los miembros del grupo Tarro-libros 2015 para una nueva iniciativa relacionada con esta fecha tuve muy clara cuál sería mi elección. No puedo hablar de libros sin hablar de Isabel Allende. No puedo hablar de lo que significan para mí sin acordarme de ella. No podía dedicarle mi entrada a nadie más. Se lo debía. Hace poco me enteré de que en breve saldrá al mercado una nueva novela suya. ¿Sabéis qué? Tal vez no la lea. Hoy concluyo definitivamente mi cumplido deber para con ella, hoy he saldado mi deuda. Así, sin pesar, sin remordimientos, queriéndola ya para siempre en la distancia, y deseándole por supuesto lo mejor. Este es mi regalo para ella. Gracias por todo, Isabel Allende.
Isabel Allende en 1973

El anterior debería haber sido el punto final de esta publicación. Dada la propensión que tengo (no sé si siempre acertada) a recurrir a citas, lo suyo sería terminarla con una de la escritora chilena. No será así. Cuando esta entrada aún no existía más que en mi cabeza me encontré en el libro que estaba leyendo en ese momento, así, como escrito para mí, con un puñado de frases que me golpearon inesperadamente. Me maravillaron como muchas otras del libro en cuestión pero a la vez fueron como un chorro de agua fría, por comprender exactamente todo lo que yo quería contaros aquí pero mucho mejor expresado. Reconozco que me amilané un poco ante la perspectiva de escribir esta entrada, pero en fin, aquí está mi aportación a la iniciativa. Son pues ellas las elegidas para cerrar este post. Son la representación del estado actual de mi camino lector en el que tanta importancia tuvo mi querida y admirada Isabel Allende. Me despido de todos vosotros con este pequeño fragmento de "El balcón en invierno" de Luis Landero. Feliz día del libro.
"Como en la historia de nuestros amores, puede ocurrir que el anhelo de ayer no nos inspire ya otra cosa que un poco de nostalgia, de tristeza por algo que en su día fue intenso y aspiraba a ser definitivo, y que al cabo solo nos dejó el testimonio hiriente del tiempo que se fue, y la alegría maltrecha de un entonces que a pesar de todo, se obstina aún en palpitar. En los libros leídos está la sombra, el rastro de lo que fuimos, los diversos bocetos de nuestro aprendizaje estético y de nuestra evolución vital, los vestigios de ciertos afanes que un día nos conmovieron y que luego, tras ser devastados por el tiempo, con los materiales de sus ruinas construimos nuestro modo de ser y de sentir, y lo más valioso y secreto de nuestro bagaje cultural."


'Porque somos lo que leemos...': una iniciativa de Tarro-libros 2015 para el día del libro

Esta entrada forma parte de una iniciativa conjunta del grupo Tarro-libros 2015 del que ya os he hablado en otras ocasiones. Somos varios los miembros que nos hemos sumado a ella. Cada uno de nosotros hemos escogido un libro, personaje o autor que nos haya marcado especialmente y al que queramos homenajear. Carmen Forján ha publicado una entrada en su blog Carmen y amig@s con la recopilación de todas nuestras publicaciones. Podeis pasar a echar un vistazo pinchando aquí.

La reseña que habitualmente publico los viernes está semana queda aplazada hasta el próximo lunes 27. Casualmente se trata de "El balcón en invierno" de Luis Landero, así que no os la perdáis. Os espero.

Comentarios

  1. Me gustó mucho la entrada y cómo hablas sobre la relación con ella. Así pasa, a veces ya no es lo mismo y ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente yo también haya cambiado con los años pero sí que encuentro una gran diferencia entre los primeros libros que escribió y los más recientes. casi me parecen escritos por dos personas diferentes.
      Me alegra que te haya gustado.
      Besos!!

      Eliminar
  2. Guauu, ¡me estoy acomplejando leyendo vuestras publicaciones! Mejor me voy a dormir.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que nos ha quedado una iniciativa chula (por fin he terminado de visitaros a todas) Todas las aportaciones me han parecido muy personales y creo que es de lo que se trataba.
      Feliz día.

      Eliminar
  3. Je, muy buena la entrada, sí señor. Original.
    Feliz día del libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Me alegra que te haya gustado.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Vaya entrada bonita...
    Isabel Allende y yo nunca llegamos al idilio, sólo tuvimos un par de encuentros y no fueron demasiado afortunados. Tuve que leer "Paula" casi casi por obligación y lo pasé tan mal que no me quedaron ganas de más. Después de eso, he paseado "La casa de los espíritus" de aquí para allá, esperando el impulso de abrirla, pero de momento no. Quién sabe.
    Feliz día,
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo de leer por obligación rara vez termina bien. Además, sobre gustos...
      Feliz día, María Jesús.

      Eliminar
  5. Mi relación con Isabel Allende ha sido, es, algo más tormentosa. Del maravilloso enamoramiento inicial, intenso, apasionado, incondicional... a la frialdad a fecha de hoy. Me quedo con la Isabel Allende de hace años, a esa nunca le seré infiel.

    La cita de Landero bien merecía colarse en tu (maravillosa) entrada.

    Feliz día del libro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a la par vamos. Sus últimos libros me han dejado más fría que otra cosa. Los primeros en cambio... bueno, ya lo cuento en la entrada.
      La cita de Landero ha sido un regalo maravilloso e inesperado (al igual que su libro) y me ha parecido muy apropiada para el día de hoy, por eso no he podido evitar incluirla.
      Feliz día para ti también, Ana. Besos.

      Eliminar
  6. Una entrada preciosa. Encantador el enfoque que le has dado.
    Es una pena que a veces tengamos que dejar atrás a amantes tan queridos, pero todos cambiamos, ellos y nosotros, y si el momento de la separación ha de llegar, mejor que sea antes de que sobrevenga la decepción.
    Un besazo.
    Feliz día del Libro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Me quedo con sus primeros libros. A pesar de hacer unos cuantos años que los he leído y de que tengo muchos detalles de ellos olvidados, son parte de mí y siempre los llevaré conmigo.
      Me alegra que te haya gustado.
      Besos!!

      Eliminar
  7. Me encanta Isabel Allende. No he leído todo lo que ha publicado, pero todo lo leído lo he disfrutado. Me gusta su estilo, me gusta cómo logra atraparme apenas comienzo a leer. Sé que hay lectores a los que no les gusta, pero eso pasa con todos los escritores.
    Todavía tengo en casa alguna novela suya sin leer, pero ahí están, sé que no me decepcionarán y siempre es un placer adentrarme en cualquier historia que quiera contarme.
    Recuerdo con especial cariño "Paula" o "La casa de los espíritus", pero como te digo para mí es un valor seguro y me gusta saber que tengo todavía historias suyas esperándome. Me alegra que coincidamos con esta autora.

    ¡Feliz día del libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Paula" es uno de 'mis' libros, de esos que te da una inmensa pena terminar porque parece que se va algo de ti con él. Aunque por otra parte ese mismo libro te da tanto... Es un sentimiento difícil de explicar, pero aquí todos somos lectores así que supongo que no hace falta decir más.
      Espero que sigas disfrutando de Isabel Allende.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Hola preciosa!
    Genial la entrada, Yo no me había extrenado con esta autora, pues le temía leer sus libros, pues pensaba que era muy pesados, pero el año pasado me hice con El juego de de Ripper y me encanto, fue todo un descubrimiento para mí. Feliz día del libro. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente "El juego de Ripper" es de los que a mí poco me ha aportado. Pero tiene que haber libros para todos los gustos.
      Feliz día, guapa.

      Eliminar
  9. He leído muy poco a Isabel Allende, no me ha llegado, quizá si como dices, son tan diferentes sus primeros libros a los últimos, tendría que dar una oportunidad a algún otro, no lo descarto!! Un abrazo y feliz día del libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí los he encontrado muy diferentes y sé que hay lectores de mi misma opinión. Si te animas espero que los disfrutes.
      Besos!!

      Eliminar
  10. El único libro que he leído de Allende es "La hija de la fortuna", podría volver a leer algo de ella.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente ese es el primer libro suyo que leí. Ya me contarás si lees algo más de ella.
      Besos!!

      Eliminar
  11. Nunca he leído ningún libro de Isabel Allende pero definitivamente este año debo de leer uno de ella.. y casualmente he estado pensado en Paula ya que tengo mucha curiosidad porque tengo el mismo nombre :) besos gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Paula" sin duda es mi favorito. espero que lo disfrutes tanto como yo.
      Besos!!

      Eliminar
  12. Super bonita tu entrada, yo no he leído nada de ella, un año me regalaron Ines del alma mía y lo vendí sin leerlo. jijiji, de todos modos siempre he oído hablar de Paula, así que me la apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, huy, huy, eso de vender regalos... Vamos a dejarlo ahí ;) De "Paula" solo puedo decirte cosas buenas.
      Besos!!

      Eliminar
  13. Me regalaron "La casa de los espíritus" el día que cumplí quince años. Y me encantó eso que llamaron "realismo mágico". Aún sin saberlo seguí buscando eso en muchos de los libros que llegaron a mí después de ese día. Quizás es mi vena gallega, esa de "eu non creo en meigas pero habelas hainas", esa cotidianidad mezclada con los espíritus y las historias bajadas de la aldea con las que me crié que hacían que ese tipo de lectura se me hiciera tan cercana. Leí mucho de esta autora; pero ambas cambiamos. Y tal y como tú cuentas que con esta entrada das por saldada tu deuda con ella, yo lo hice tras haber leído "El juego de Ripper". A veces, estoy con C.F. Durá, sería de desear que la despedida llegara antes que la decepción. Mil gracias por tu historia. Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da la impresión de que los últimos años ha escrito como para cumplir un trámite, como una obligación, mientras que sus primeros libros parecen salidos de las entrañas, como si tuviera una necesidad imperiosa de sacarse algo de dentro a través de la escritura. Parece que ya no puede darnos más y nosotras como lectoras tampoco podemos ya ofrecerle nada.
      Gracias por tu comentario y tu pequeña anécdota.
      Besos!!

      Eliminar
  14. Una entrada muy original, me ha gustado mucho. De Isabel Allende no he leído ningún libro pero porque tampoco me han llamado la atención. Tengo El juego de Ripper pero porque se ha acercado a un género que me gusta mucho: el policíaco. Del que sí tengo ganas es de Luis Landero. Besos compañera tarro-librera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión como novela policíaca también deja mucho que desear, Emma. Ya me contarás qué te parece a ti. Luis Landero me encantó.
      Besos!!

      Eliminar
  15. Oooooh! Que entrada más bonita. La verdad es que ¿quién no ha tenido alguna especie de desamor con algún autor? Ese que absorbió una época de tu vida y poco a poco fue cayendo en el ¿olvido?, no sé, tal vez no sea la palabra adecuada.
    He leído bastante de Isabel Allende. He disfrutado con ella aunque debo decir que nunca ha significado tanto para mí como en su momento para ti.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, olvido no sería la palabra, Ana. Tengo muy presente sus libros y todo lo que me hicieron sentir. Es sólo que en sus últimas novelas no he encontrado nada de eso. Me alegra que tu también hayas disfrutado de sus libros aunque quizás no contanta conexión como lo hice yo.
      Besos!!

      Eliminar
  16. A mí me gusta mucho Isabel Allende. Eso sí, acabo de leer "El juego de Ripper" y me acabo de llevar un chasco de narices.
    Una entrada magnífica. Buen trabajo!
    Saludos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí "el juego de Ripper" ni frío ni calor. Me alegra que te haya gustado la entrada.
      Besos!!

      Eliminar
  17. Me ha encantado la entrada :D Bueno, la iniciativa de Carmen en sí.
    Yo aún no he leído nada de Isabel Allende, pero no tardaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que Carmen ha tenido una idea estupenda con esta iniciativa que además ha quedado muy bonita. Ha sido muy emocionante descubrir el porqué de la elección de cada una de mis compañeras.
      Ya me contarás por cuál de los libros de Allende te decides y qué te parece.
      Besos!!

      Eliminar
  18. Una entrada preciosa, has trasmitido todo lo que la autora ha significado para ti. Aún no me he estrenado con Allende, pero prometo hacerlo no dentro de mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás. Me alegra que te haya gustado.
      Besos!!

      Eliminar
  19. Mujer agradecida, sí señora. Yo también podría decirse que viví una época apasionada con ella. Pero no ha quedado demasiado cariño, casi diríamos mejor que cierto hartazgo. No hemos vuelto a vernos. Tu entrada es preciosa. Original y preciosa.
    Besines y muchas gracias por unirte a la iniciativa,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una entrada también con sabor a despedida, Carmen. Gracias a ti por organizar esta iniciativa.
      Besos!!

      Eliminar
  20. He leído varios libros de Isabel Allende aunque aún me faltan muchos. Como tú veo dos Isabeles diferentes, en dos épocas diferentes en la que parece que escriban dos personas completamente distintas. Al contrario que tú yo no me caso con nadie y si veo que un libro no me llama mucho no hago ningún esfuerzo por leerlo aunque sea de un autor@ que me guste mucho.

    Me ha gustado tu entrada. Y me parece genial que por fin hayas puesto punto final a esta relación. Si te encuentras con ella en el futuro y te apetece adentrarte de nuevo en su vida, perfecto, si no a otra cosa mariposa ;-) Será por lecturas esperando, ¿verdad?

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con tu análisis sobre Allende. Me dieron tanto sus libros que me daba pena abandonarla, pero hay que saber dejar atrás lo que ya no nos aporta. Como bien dices: queda tanto por leer...
      Besos!!

      Eliminar
  21. Yo tb viví un romance con ella, pero a finales de los 80 y quizás principios de los 90: "Cuentos de Eva Luna", "El plan infinito", "La casa de los espíritus"... Pero si hay uno que me gusta especialmente es "Paula" yo tp creo que la Isabel de ahora sea la misma, todos crecemos y evolucionamos y ahí comienzan los desencuentros o la sensación que, de repente, autor y enamorada no sintonízanos la misma emisora. Yo tengo "El juego de Ripper" desde hace un par de años (creo) y aun no lo he leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en mi opinión lo puedes dejar esperando porque no te pierdes mucho. Los que mencionas también son de mis favoritos y creo que con "Paula" dejó el listón demasiado alto. Dificilmente podrá superarse.

      Eliminar
  22. Uan entrada preciosa sin duda!!!
    Yo con Isabel he tenido encuentros y desencuentros. Empecé con ella muy fuerte y me enamoré locamente de ella pero luego en los últimos años, en lecturas que tenían que ñeer mis hijos en el Instituto, no he conseguido conectar de igual forma con su escritura y sus historias. Tampoco quier decir que sea por ella, puede que sea por mi, por mis ciscunstancias en cada momento ¿quien sabe? Será cuestión de probar de nuevo :)

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indudablemente todos cambiamos con el tiempo y cambian también nuestros gustos respecto a lecturas, pero también creo que ha habido un cambio en la forma de escribir de Isabel Allende y en sus historias, no en vano somos muchos los lectores que somos de esa opinión. Espero que si la retomas disfrutes de sus libros. Me alegra que te haya gustado la entrada.
      Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares