Khaled Hosseini, el tejedor de historias

Esta historia comienza en un edificio de aspecto monumental sito en el centro de una ciudad del norte de España, Gijón; en un inmueble que en mis años de adolescencia y juventud ha sido proveedor de nutrientes para mi alma y mi mente; en un lugar punto de partida de tantos vuelos que han contribuido a forjar la persona que hoy soy. Justo y merecido es que inicie esta entrada con un pequeño homenaje a mi querida Biblioteca Pública "Jovellanos".

Fue en uno de los estantes de este lugar tan especial para mí donde me encontré con uno de 'mis' libros. ¿Vosotros tenéis también 'vuestros' libros? Seguro que sí. Son esos cuyos personajes e historias habitan ya para siempre dentro de vosotros. No importa cuántos libros leáis después, no importa si parte de su narración diluida con el tiempo se desdibuja en vuestra memoria. La sensación que os produjo al leerlo, todo lo que os dio, ya se ha convertido en parte indisoluble de vosotros y vuestras vidas.

Portada de Cometas en el cielo
Lo primero que me atrajo de él fue su título, "Cometas en el cielo". Así que lo tomé en mis manos. Su portada también me gustó, pero cuando leí su sinopsis supe que estaba completa y absolutamente rendida a él. Es de estos libros que te dicen: "léeme". Por si aún me quedaban dudas venía con una recomendación de Isabel Allende. No voy a extenderme aquí sobre lo que la autora chilena y sus primeras novelas significan para mí, pero sí diré que sé por su libro "Mi país inventado" que compartimos en gran parte gustos literarios. Así pues, feliz y esperanzada ante esta nueva lectura, llevé a mi casa la primera novela del que aún no sabía que se convertiría en uno de mis escritores favoritos, Khaled Hosseini.

"Cometas en el cielo" es una conmovedora historia sobre la culpa y la redención. Es uno de esos libros que se leen con calma, saboreándolos, disfrutándolos, postergando su final, porque sabes que puede pasar mucho tiempo hasta que encuentres otro que te llene tanto. Es de esos libros que al terminarlos te dejan una sensación de orfandad, como si se te fuera algo al pasar la última página. Aunque en realidad estos son los libros que te acompañarán siempre, los que hacen que a partir de su lectura haya algo en tí que ya no será igual.

Portada de mil soles espléndidos
Cuando me enteré de que se había publicado la segunda novela del escritor afgano no pude resistir el impulso de sumergirme una vez más en sus envolventes páginas. Os confieso, pajaritos, que lo hice con respeto y cautela, con miedo a la decepción, temiendo que esta historia no estuviera a la altura de su antecesora. Pero si "Cometas en el cielo" me enganchó desde la primera de sus páginas, la experiencia con "Mil soles espléndidos" fue aún más fructífera y satisfactoria. Es de esos libros que se te van metiendo poco a poco hasta que la historia te atrapa de tal manera que ya no puedes ni quieres escapar. Una historia que me caló como sólo las grandes novelas saben hacer, lenta pero profundamente. Se convirtió, como no, en otra de 'mis imprescindibles' y con ella Khaled Hosseini terminó de enamorarme. Maravillosa la relación que el autor va forjando entre las dos mujeres protagonistas. Y una escena brutal y despiadada que tengo grabada, la peor forma de sometimiento y despojo que se pueda perpetrar, la amputación de la esperanza. No ahondo más en ello por no desvelar detalles de la trama que hay que experimentar por uno mismo, pero tenía que citarlo porque me ha marcado y como muestra del ingente talento de este maestro narrador de historias.

Portada de Y las montañas hablaron
Tras seis años de sequía narrativa, demasiado largos para los que le seguimos y admiramos, en 2013 ve la luz por fin el tercer libro de Khaled Hosseini, "Y las montañas hablaron", una historia de dos hermanos cuya separación en la infancia marcará el resto de sus vidas. Para ser sincera he de señalar que esta novela no me ha pellizcado el alma de la misma manera que lo hicieron las dos anteriores obras de este autor. Pero siendo también justa he de añadir que esto no se debe a una falta de calidad sino más bien a mis gustos personales. Me explico, pajaritos. "Y las montañas hablaron" nos ofrece un mosaico de personajes cuyas vidas están tejidas con sensibilidad y sabiduría, no obstante si no fuera por la relación de estos personajes con la trama principal, podríamos hablar más de un libro de relatos que de una novela. Mis preferencias literarias se han decantado siempre hacia esta última, por lo que este último libro no me ha llegado tanto, pero ello no quita que cada capítulo de esta novela sea una auténtica joya.

Se consagra Khaled Hosseini como uno de los grandes narradores de historias del actual panorama literario a nivel mundial. Lo grande de una historia no es el qué sino el cómo, no es lo que nos cuenta sino cómo nos lo cuenta. Hosseini cuenta desnudando el alma de sus personajes, explicando magistralmente las situaciones por las que estos atraviesan y que forjan sus vidas, y creando una empatía y comunión con el lector sublime e insuperable.

Debería acabar esta entrada con un ruego a este autor para que no nos haga esperar tanto por su próximo libro. Hay que comprender en cambio que a veces las cosas bien hechas requieren su tiempo. Las buenas novelas, las que te cambian, las que te revuelven por dentro, te acompañan siempre y por tanto no se olvidan. Así que no tema el autor, tómese su tiempo. Sus lectores sabremos esperar, y por supuesto no le olvidaremos.

La voz de Afganistán


No sólo por sus inolvidables historias hay que dar las gracias a Khaled Hosseini, también por descubrirnos una mirada diferente a un país y sus gentes de la que nos suelen ofrecer las noticias. A la mayoría de nosotros la palabra Afganistán nos sugiere atentados, terrorismo, talibanes, fanatismo,... Hosseini nos destapa un lugar en el que sus habitantes sueñan y anhelan como nosotros, y al leer sus libros nos sorprendemos riendo por ellos, sufriendo por ellos, viviendo por ellos.

De esto y mucho más nos habla Jesus Ruiz Mantilla en su artículo para El País Semanal que podéis leer en este enlace y del que extraigo aquí su primer párrafo:
"Cuando hayan pasado años, décadas, en otras épocas, cuando las generaciones por venir quieran saber cómo eran las gentes del Afganistán sumido en el caos ligeramente presente más allá del áspero paisaje que les mostrarán las imágenes de archivo en cualquiera de los dispositivos que estén por inventarse… Por encima de las bombas, las matanzas, las cuevas, las cabras en atónita anarquía, cuando la gente se pregunte si en mitad de esa telaraña violenta que desde hace más de 40 años –contando la invasión soviética en 1976 hasta las últimas guerras contra los talibanes– los atrapa, los destripa, los atormenta; si alguien, en algún momento quiere enterarse de si allí se forjaron sueños, anhelos, vida amable, felicidad incluso, qué comían, cómo se divertían, en qué casas refugiaban sus angustias, tendrán que leer a Khaled Hosseini."
Afghanistan. Fotografía de Ricymar Photography

Primeras páginas y booktrailer


Os dejo a continuación los enlaces correspondientes para que disfrutéis de las primeras páginas de sus tres novelas y también un vídeo que comienza con el booktrailer de "Y las montañas hablaron" y en el que el autor  charla acerca de su último libro. Comentaros además, como supongo que ya sabeis y os conté en mi publicación Libros de cine, que "Cometas en el cielo" ha sido llevada al cine con gran éxito.

Primeras páginas de "Cometas en el cielo"
Primeras páginas de "Mil soles espléndidos"
Primeras páginas de "Y las montañas hablaron"



Y el próximo viernes... volaremos por la mente de un joven de diecinueve años. Matthew necesita contarnos una historia. La historia de cómo perdió a su hermano Simon hace diez años y de cómo lo ha recuperado y vuelto a perder una y otra vez. "La luna no está", de Nathan Filer.

Comentarios

  1. Hoy has acertado con uno de mis grandes pendientes...tengo sus novelas en casa y aún no las he cogido. Con ganas de leer tu reseña de La luna no está, que he visto tanto positivas como negativas.

    Ps Te he nominado a un tag aquí, por si te apetece :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazle un huequito en cuanto puedas, no conozco a nadie que haya leído alguna de sus novelas y no le haya gustado. Te adelanto ya que "La luna no está" a mí me ha gustado.
      Gracias por tu nominación. Besos!!

      Eliminar
  2. Me encanta este autor; he leído las dos primeras, y tengo pendiente su última novela. Escribe con una sensibilidad y una exquisitez maravillosas. Lo triste es ver la gran involución sufrida por Afganistán desde la década de los 70 hasta hoy. Muy buen post.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es muy triste la situación de Afganistán. Cuando leas "Y las montañas hablaron" me cuentas.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Un autor al que lo tengo pendiente desde hace tiempo pero con ganas de leerle, creo que no voy a tardar mucho en hacerlo y después de leer tu magnífica reseña acerca del él y de su obra tengo más ganas todavía de empezar con "Cometas en el cielo" su primera obra..
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que disfrutes sus novelas tanto como yo.
      Saludos!!

      Eliminar
  4. Me gusta muchísimo este escritor, me he leido todos sus libros menos este, pero sera uno de los próximos, no quiero perdermelo, tengo muchas ganas de leerlo. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En "Y las montañas hablaron" te encontrarás un crisol de vidas entrecruzadas narradas con el inmenso talento de Khaled Hosseini. Espero que la disfrutes tanto como sus dos anteriores novelas.
      Gracias a tí por dejar tu comentario. Besos!!

      Eliminar
  5. Tenia a este autor pendiente de un montón de tiempo, al final me decanté por "Mil soles espléndidos". Muy buen libro, lo triste es ver como se puede llevar al desastre a un país, guerra, abusos, hambre, miedo... pero para mi es ante todo una historia de resistencia y amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia preciosa que va calando poco a poco y que da pena terminar. Afaganistán es un país de guerra, abusos, hambre y miedo, como bien dices, y creo que una de las virtudes de Khaled Hosseini es mostrarnos las vidas y sentimientos de sus habitantes y hacernos empatizar con ellos. Nos hace plantearnos cómo nuestro lugar de nacimiento determina muchas veces nuestras vida.
      Gracias por tu comentario, Lurdes.
      Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares