Una semana en la nieve - Emmanuel Carrère

Cuidado con lo que deseas porque tus deseos podrían hacerse realidad. Cuantas veces habremos escuchado esta advertencia y sin embargo qué pocas veces le hacemos caso. Al fin y al cabo se supone que deseamos cosas buenas, ¿qué mal podría acontecer porque estas sucedieran? Pero, ¿y lo que imaginamos?, ¿es siempre agradable? Me refiero a esas ensoñaciones que no compartimos con nadie, esas en las que a pesar de recrearnos con placer en ellas nos avergonzaría en extremo tener que confesar. ¿Y si se hiciesen realidad? Qué sentimiento de culpabilidad nos embargaría. Sería como si nosotros mismos hubiésemos conjurado ese suceso innombrable. ¿Os cuento un secreto? Cuando algo me preocupa suelo imaginar que el desenlace de mi preocupación es la peor de las alternativas posibles. ¿Sabéis por qué? Porque las cosas nunca suceden como imaginamos. Es como una especie de conjuro al revés, como invocar el mal pero para espantarlo. Pero nos estamos alejando del tema. Volvamos a esos secretillos siniestros producto de nuestra imaginación. Jugar con fuego quema. Hay que saber cuándo parar. ¿Y si lo que sucediera al final fuese incluso peor que lo que habíamos imaginado? Ya os lo he dicho, las cosas nunca pasan como nos las figuramos, no ostentamos tanto poder. Pero recordad que la realidad siempre supera a la ficción.
"...y era tan dulce y tan triste esa sensación, que le hubiera gustado que durase siempre y echarse a llorar."
Portada de Una semana en la nieve
   

Nicolas es un escolar de ocho años que se dispone a pasar con el resto de niños de su clase, "Una semana en la nieve", tal y como indica el título de esta novela. Un pequeño incidente hará que llegue al albergue que les alojará sin su maleta. Este a priori ínfimo detalle propiciará que dos personas dirijan su atención hacia él: Patrick, uno de los monitores, que le brindará apoyo y simpatía, y Hodkann, el alumno que maneja los hilos de la clase, que ejercerá sobre Nicolas atracción y miedo a partes iguales. Lo que prometía ser unos días de convivencia y diversión se torna en mutismo y confusión cuando les llega la noticia de que en una población cercana un niño ha sido asesinado.
"Nicolas se sintió succionado dentro de un precipicio, y ese precipicio estaba también en su propio interior. El estómago se le descolgó, tuvo miedo, quiso reírse."
Emmanuel Carrère arriesga al elegir un niño como protagonista de su historia. Arriesga, acierta y convence. Y desasosiega. Y maravilla. Es atrevido porque su niño no muestra el candor e inocencia de la que suelen hacer gala la mayoría de protagonistas infantiles. La mente de Nicolás es compleja. Sí, la mente de los niños es compleja, aunque no nos guste darnos cuenta de ello. Nicolás es un niño tímido e introvertido, preocupado en exceso por encajar en el resto del grupo. Y sobre todo es un niño carente de afecto y necesitado de compresión. Sus padres son extremadamente sobreprotectores. Le ocultan cosas, le crean miedos innecesarios. Los niños son niños pero nos son tontos, se enteran de todo, no pasan una. Tal vez no sepan encajar lo que oyen y ven pero qué es ser niño sino aprender a comprender el mundo. Nicolás, que habíamos dicho que es un niño introvertido, recurre a su imaginación para comprender lo que vive y siente. En sus fantasías encaja las piezas, las retuerce, las rechaza, las cambia, crea otras nuevas y con todo ello construye puzles que le ofrecen lo que necesita y anhela. Pero también hemos dicho que lo niños no son tontos. Nicolás sabe que las imágenes de sus puzles no son bonitas, que a nadie más le gustaría verlas, pero aun así no puede evitar regodearse en ellas y versionarlas una y otra vez. Ejercen sobre él una poderosa fascinación.
"Estaba sola, muy sola, sin más auxilio que su propio calor y la suavidad de su vientre, en torno al cual se replegaba, donde se cobijaba, castañeándole los dientes, sollozando de miedo y de tristeza, consciente ya de que lo había perdido todo y no obtendría nada a cambio."
La Foire du Trône. Fotografía de (vincent desjardins)
No sólo ejercen fascinación sobre Nicolás. También sobre nosotros. ¿Cómo se explica sino que sigamos pegados al libro sin horrorizarnos, sin rechazarlo? Los adultos seguimos imaginando. Seguimos intentando comprender la realidad a través de la fantasía. Seguimos creando puzles y buscando en ellos consuelo. Seguimos manteniendo esos puzles en secreto. Por eso nos fascina Nicolás. Nos fascina su mente. Nos fascina Carrère y nos fascina su prosa, triste y seductora, hiriente y alentadora. Y nos fascina ese paisaje helado. Días de blanco radiante, noches de frío sin fin, nieve que quema y que hiela.
"No había nada allí, el vacío, un territorio ausente. Con los ojos abiertos de par en par miraba tras el hombro de Hodkann, tras la ventana, la masa negra de los abetos que se combaban bajo la nieve y más atrás todavía, la oscuridad."
Nicolás es el personaje más desarrollado. Aunque la narración está escrita en tercera persona es él el eje en torno al cual todo gira. Son sus pensamientos los que se plasman en el libro y solo conocemos lo que sus ojos ven y sus oídos oyen. Pese a ello, a través de él podemos palpar al resto de personajes: su profesora, el monitor Patrick, su compañero Hodkann y sus padres. Sus padres, ausentes en esa excursión pero tan importantes en el desarrollo de la trama.
"Su madre quiso abrazarlo para consolarlo, no cesaba de repetir: "Nicolas, Nicolas", y él sabía que le ocultaba algo, que no podía fiarse de ella. Su madre también se echó a llorar, pero como no le decía la verdad, ni siquiera podían llorar juntos."
Sabemos que va a pasar algo. Algo siniestro. Desde el principio, antes de que aparezca el niño asesinado e incluso aunque no nos hubieran hablado de él en la sinopsis. Lo presentimos. Pero estamos tan fascinados (perdonadme si me vuelvo a reiterar con la palabra) con lo que leemos que no alcanzamos a ver más allá. Emmanuel Carrère hace con nosotros lo que le da la gana, nos lleva por donde quiere, es más, nos deja justo donde él quiere. Al borde del abismo. Salimos de la ensoñación, es hora de encarar la realidad. Lo que hemos leído hasta ahora no era más que la antesala de todo lo que nunca nos atreveríamos a imaginar. Os lo advertí al principio, la realidad supera con creces a la ficción. Para descubrir la primera tendréis que leer el libro. La segunda ya os la cuento yo: brillante, fascinante (nuevamente), concisa y demoledora. No le puedo pedir más.
"...Nicolás sabía que la puerta iba a abrirse, que en ese instante su vida comenzaría y que en esa vida, para él, no habría perdón."
#telefono#telephone#olddevices. Fotografía de Alfonso Legido

Ficha del libro: 
Título: Una semana en la nieve
Autor: Emmanuel Carrère
Editorial: Anagrama
Año de publicación: 1995 (2014)
Nº de páginas: 168

Comentarios

  1. Pues has hecho una reseña tan maravillosa, que no me ha quedado mas remedio que apuntarme el libro, y eso que el título a priori no me decía nada. Pero me has dejado muy intrigada...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título la verdad que a mí tampoco me parece atrayente y mira, yo me animé a leerlo precisamente por una reseña y al final me ha resultado una lectura excelente. Espero que para ti también lo sea si finalmente te animas a leerlo.
      Besos!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Llevo un tiempo con ganas de leer algo de este autor, y este libro en concreto no lo conocía. Me gusta lo que dices de él, sobre todo lo que dices del autor: que nos lleva a donde él quiere. Si tengo la oportunidad me gustaría leerlo, y a ver que me parece.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primer libro suyo que leo pero seguramente no será el último. De hecho ya tengo otro fichado y alguno más que me han recomendado.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Ya estaba en mi lista por alguna otra reseña, tiene muy buena pinta y además has conseguido dejarme con intriga por descubrir esa realidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las reseñas muchas veces nos hacen tener en cuenta libros que de otra forma nos pasarían desaparcibidos. Espero que te animes pronto a despejar esa intriga.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Hola preciosa!
    Lo cierto que después de leer tu reseña no veas que ganas me entra de llevármelo apuntado, aunque no sea una lectura habitual que me guste. Genial reseña. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos más o menos nuestros gustos definidos en cuestión de lectura, pero nunca viene mal salirse un poco de lo que leemos habitualmente. Yo suelo aprovechar para hacerlo cuando algún libro me llama mucho la atención. Así que si este es el caso y te animas, ya me contarás tu opinión.
      Besos!!

      Eliminar
  5. Bueno, pues ya vine.
    Carrere es muy bueno, qué duda cabe. El libro hace equilibrios con el lector ya que la empatía con el niño es complicada y a ratos la fuerza. Nos desorienta obligándo a pensar en qué sucede por ahí. Hubiera sido más fácil convertirlo en eterna víctima perdiendo así el interés de muchos lectores (como yo).
    Sin embargo, la capacidad narrativa del autor hace que todo eso importe poco y que la lectura sea mejor que buena. Como pega el final, abrupto, como un portazo.
    No desarrollo ese punto, porque sería estropear el libro. Pero creo que me entiendes...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El niño es complejo, no cabe duda, a veces lo achucharíamos y otras... Podría haber tirado Carrère por el camino fácil, pero a mí tampoco me hubiera gustado y obviamente no sería el mismo libro. Como el autor es tam bueno nos lleva por donde quiere y nos deja como nos deja. Y creo además que su intención es justo esa. Él ya nos contó (o más bien hizo que supusiéramos) lo que quiso y el resto queda a nuestra entera imaginación. Sin embargo yo no considero eso una pega. Y sí, poco se puede contar tanto del final como del resto del libro sin estropear la lectura a quien no lo haya leído. Que estoy casi del todo de acuerdo contigo, vamos.
      Besos!!

      Eliminar
  6. ¡Pedazo de reseña, Paxaru!
    Me ha encantado la manera cómo presentas esta narración de Carrère que por lo que te he leído es más de ficción que otras de sus novelas. Y digo esto porque yo hace poco que leí y reseñé "Una novela rusa" que es prácticamente autobiográfica.De todos modos veo que el autor ya desde esta primera novela juega a confundir los límites realidad-ficción si bien -creo deducir de tus palabras- en "Una semana en la nieve" está más dentro de la ficcón mientras que en la que yo he leído definitivamente la confusión es total hasta el punto de que la realidad es la verdadera ficción.

    Un abrazo agosteño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela es totalmente ficción aunque juega el autor con la imaginación de su protagonista que es parte importantísima en la trama. Si esto es una marca de la casa (del autor) sin duda disfrutaré del resto de sus libros. Como ya he comentado tengo la intención de repetir con Emmanuel Carrère.
      Un abrazo, Juan Carlos.

      Eliminar
  7. Me alegro de que te haya gustado tanto. Se nota que la has disfrutado, no hay más que leer los adjetivos que le dedicas. A mí la trama me atrae mucho y más aún después de leer tu reseña.
    besos y feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha parecido una lectura excelente. Me gustan estos autores que llevan al lector por donde les da la gana. Hay que tener un gran talento e inteligencia para ello.
      Espero que sea una buena lectura para ti también si finalmente te decides a leerlo.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Este me lo llevo¡¡¡ qué maravilla¡¡
    todo lo que cuentas me convence¡¡¡
    lo apunto y le doy una oportunidad en breve¡¡
    gracias y un saludo enorme¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Hola, a través de Los libros de Danae he conocido tu blog y me parecen interesantes tus lecturas. Me quedo por aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Mª Ángeles. Un placer tenerte por aquí.
      Besos!!

      Eliminar
  10. ¡Hola!

    Una reseña muy buena y sobretodo, los fragmentos. ¡Me han encantado! No me queda mas remedio que apuntar el libro... :P

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el libro es muy bueno. Espero que te guste.
      Saludos!!

      Eliminar
  11. Fantástica reseña! Enhorabuena! con opiniones así va a ser difícil que seamos capaces de finiquitar nuestra lista de lecturas pendientes!!!!
    Somos nuevas por la Red. Hemos creado un blog a raíz de un proyecto de instituto y estamos aprendiendo. Hoy mismo acabamos de remodelarlo. Nos gustaría que te pasaras y nos dieras tu opinión
    besos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y que vayas a tener el libro en cuenta. Seguro que vuestro blog es estupemdo. Ahora me paso a conocerlo.
      Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares