Contigo en la distancia - Carla Guelfenbein

Descubrí a Carla Guelfenbein a finales del año pasado con su novela "Nadar desnudas" cuya reseña publiqué a principios de este año (si queréis leerla pinchad aquí). Me asombró primero y me enamoró después esa prosa suya tan cálida y sugerente. Ya desde la primera página supe que estaba ante una de 'mis' escritoras. Continué leyendo y esa forma suya de narrarnos y esos personajes que se regalan al lector, haciendo jirones su piel para mostrarnos lo que late bajo ella, terminaron por hacer que me rindiera completa y absolutamente a la escritora chilena. Fue para mí un motivo de alegría cuando supe hace unos meses que el premio Alfaguara de este año había sido concedido a su novela inédita "Contigo en la distancia". A pesar de que la sinopsis de esta novela no me llamó especialmente la atención, no dudé en apuntar su título para tenerla en cuenta y finalmente me decidí a leerla. Cuando me encontré con el primer párrafo de este libro no pude evitar sentir una sensación de reconocimiento, algo así como volver a casa, y supe ya que algo me iba a llevar de él. Qué le voy a hacer, hay escritores que me dicen ven y yo lo dejo todo.
"...descubrió la exaltación que se apoderaba de ella al poner una palabra junto a la otra y constatar que juntas adquirían un sentido, una sonoridad que producía algo nuevo y único, un territorio propio que empezaría, poco a poco, a transformarse en su verdadera patria."
Portada de Contigo en la distancia
La escritora Vera Sigall, personaje en torno al cual gira la trama de "Contigo en la distancia", parece ejercer una atracción similar sobre el resto del elenco de esta novela a la que su creadora ejerce sobre mí. Daniel, su vecino, del que la separan unos cincuenta años y con quien ha establecido una estrecha relación, siente auténtica veneración por ella. Es él quien la encuentra tendida en el suelo de su casa cuando Vera sufre una caída por las escaleras. Como consecuencia de este accidente, la escritora cae en coma. Daniel la acompaña día tras día en el hospital, pero no es la única persona preocupada por la evolución de Vera. A Emilia, una joven que realiza su tesis sobre la obra de la afamada escritora, también le ha afectado sobremanera la fatalidad que se ha cernido sobre Vera Sigall. Daniel comienza a sospechar que la caída de su amiga no se ha debido a un accidente y decide indagar por su cuenta. Poco sospecha que Emilia, a la que por entonces ni siquiera conoce, será clave en la resolución del misterio.
"Fue entonces que empecé a visitarte con más frecuencia, que abrí la puertecita que une nuestros jardines, que tu palabra y tu vida cimentada en el mundo invisible comenzaron a trazar un camino que ansiaba me llevara de vuelta a mí mismo.
Pero te fuiste antes, Vera, y me dejaste a medio camino, huérfano de tu palabra y de tus calmos silencios, huérfano de ese mundo que compartíamos, que era tuyo y era mío, pero al cual sin ti no sabía cómo regresar."
Daniel y Emilia alternan sus voces para contarnos a Vera. Vera es un personaje plagado de misterios a la que nadie conoce completamente. Será a través de estos dos jóvenes que podamos atisbar la punta del iceberg que es esta escritora considerada de culto. Pero además de dejarnos intuir a Vera, Daniel y Emilia se nos van revelando como dos personajes completamente fascinantes, especialmente Emilia. Guelfenbein vuelve a demostrarme nuevamente su ingente talento para desnudar a sus personajes y mostrarnos la belleza de su fragilidad. Y yo asisto encantada, como no podía ser de otra manera, a este despojo de encorsetamientos y fachadas.

Se une una tercera voz al relato, una voz que viene del pasado y nos trae hasta el presente. Se trata de Horacio Infante, un afamado poeta que mantuvo una relación sentimental con Vera en su juventud. La Vera que nos presenta Horacio continúa constituyendo en parte un misterio. Es cierto que las palabras de su amante arrojan luz en muchos puntos sobre ella, sin embargo, yo me encuentro con una Vera más distante que la que sentí a través de Emilia y Daniel. Horacio es poeta, y a pesar de ello y de que su narración es impecable, ésta deja tras de sí un halo de frialdad. Sí es verdad que según avanza se va templando, pero encuentro más poesía en una mirada de Daniel o en un imperceptible movimiento de Emilia que en las palabras de Horacio Infante.
"-Sigall, Sigall, Sigall -repitió varias veces-. Suena como a "cigale". La ese de silbante, de soleado, de siempre. Y la ele de laberinto."
Lonely Starfish. Fotografía de chichacha
Carla Guelfenbein se adentra con esta novela en el campo del misterio y de la trama policíaca, aunque esta última quede muy diluida. Tal vez sea este nuevo elemento el que haga que haya partes de la narración que pierdan la intensidad a la que esta autora me tiene acostumbrada. El misterio no versa sólo acerca del 'accidente' que sufre Vera Sigall. También tendremos que desentrañar esa relación de amor, secretos, engaños y celos (no necesariamente sentimentales) que mantuvo con Horacio Infante, y el papel que desempeñan en esta historia Daniel y Emilia. La intriga se desvelará de a poco y su desenlace no será de esos que nos dejan con la boca abierta pues en parte se va viendo venir. No importa, no quiero llevar a nadie a engaño, el misterio en esta novela es sólo una excusa para que su autora se adentre en los recovecos psicológicos de sus personajes y en esos mundos propios de cada uno de ellos. Ahí la chilena sí que es una maestra y nos regala escenas preciosas, de esas que se nos quedan prendidas a la memoria.

He de decir que en la mayoría de esas escenas se encuentra Emilia. Comencé diciéndoos que Vera era al personaje en torno al cual giraba toda la trama, pero cuando terminé el libro me quedé con la sensación de que todo él estaba escrito para y por Emilia. Emilia, Emilia, Emilia, ese personaje diminuto que se lo come todo. Se nota que me encanta Emilia, ¿no? Se lo merece. Ella me lo ha dado todo, tenía que recompensarla de alguna manera.
"Me levanté de golpe, la imagen de la mujer muerta aún pegada a mis ojos. Salí a la azotea. Amanecía. En el cielo quedaban unas cuantas estrellas. Mi cuerpo se sentía ingrávido, como el de una extraña. ¿Cómo había pasado del mundo conocido y familiar a ese trance feroz y mágico de mi cuerpo? Así era como había imaginado el acto sexual: un acceso de demencia, una irrupción salvaje, desafiante, en un mundo donde antes reinaba el silencio. El familiar y frío silencio en el cual había habitado."
Si habéis leído mi reseña de "Nadar desnudas" tal vez os hayáis quedado con la impresión de que esa novela me ha gustado más que la que os traigo hoy. Estáis en lo cierto, para mí ha sido una lectura más especial. Pero no quiero que esto os haga pensar que no he disfrutado de "Contigo en la distancia", tan sólo es una cuestión de feeling, de piel. Tampoco me atrevería a decir que una es mejor que otra. Para mí ha sido como si Carla Guelfenbein se hubiera mudado. Ahora habita una casa más grande, con amplios ventanales abiertos. El ruido exterior se cuela por ellos y la corriente entre ventanas nos trae aires ajenos. Pero en sus cuartos cerrados aún se puede respirar el aroma íntimo de su esencia. Allí está la Guelfenbein (así, con el artículo y el apellido, como las grandes) presta a arroparnos. Y nosotros nos dejamos adormecer por su voz arrulladora, por esas sábanas que se adaptan tan bien a nuestro cuerpo y mantienen nuestro olor, por ese colchón que ya tiene impresa nuestra huella. Y nuestros párpados se niegan a despegarse y dejar atrás ese dulce sueño. Sí, en parte este libro ha sido como volver a casa. Ahora sólo resta esperar a que Carla Guelfenbein me indique su nueva dirección y yo acudiré a visitarla encantada. Ya os lo he dicho, hay escritores que me dicen ven y yo lo dejo todo.
"En mi vigilia veía a Emilia saltando de cuarto en cuarto contra el fondo del cielo, sus piernas delgadas, el ruido lejano de las gaviotas. Entonces pensé que a la felicidad y el dolor iban juntos y que no podíamos saber de antemano cuando una u otro se saldrían con la suya."
P8300049-The Cliff on Bald Cliff in Onguquit, Maine. Fotografía de Gail Frederick

Ficha del libro:
Título: Contigo en la distancia
Autor: Carla Guelfenbein
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2015
Nº de páginas: 360
Premios: Premio Alfaguara 2015
Comienza a leer aquí


La Biblioteca Digital Ciudad Seva


El personaje de Vera Sigall está basado en parte en la biografía de la escritora brasileña Clarice Lispector. Movida por la curiosidad quise conocer un poco más a esta autora. Mis pesquisas internautas me llevaron por azar a la página web del escritor puertorriqueño Luis López Nieves y a su Biblioteca Digital Ciudad Seva que recoge un sinfín de cuentos, poemas y otros textos literarios de un gran número de autores clásicos. El trabajo realizado en esta recopilación tanto por cantidad como por calidad es digna de elogio y no puedo más que recomendaros que os acerquéis a conocerla y disfrutarla. Los interesados podéis acceder a ella pinchando sobre el texto en verde.

Comentarios

  1. Qué bonita reseña, me has dejado con muchas ganas de descubrir esa prosa tan rica. Me lo llevo, que ya lo tenía ahí en la retaguardia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me gusta mucho esta escritora, esos párrafos que te dejan sin aire, los personajes que crea,...
      Me alegra ser ese empujoncito para que te animes a leerla. Espero que la disfrutes.
      Besos!!

      Eliminar
  2. La verdad es que le tenía echado el ojo y con tu reseña es imposible resistirse.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás, entonces, Mª Ángeles. Espero que te guste.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Me pasó igual que a ti; este año leí "Nadar desnudas" y me enamoró la escritura de Carla. Cuando salió este libro no dudé en comprarlo aunque aún no he tenido tiempo de leerlo así que paso de puntillas por tu reseña pero estoy segura de que me gustará también.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Es que tiene una forma de escribir muy especial, y es todo como muy sensorial. A mí me gustó más "Nadar desnudas" que este, como indico en la reseña, pero también se puede apreciar en él la sensibilidad de su autora y espero que así lo sientas.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Es una autora que no conocía y en este libro tampoco me había fijado demasiado pero lo que has contado me ha gustado así que si coincide en algún momento me animaré, sobre todo por descubrir la prosa de la autora y luego quizás también con Nadar desnudas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así sea y que si te cruzas con algún libro de Carla Guelfenbein te animes a darle una oportunidad.
      Besos!!

      Eliminar
  5. No he leído la otra reseña pero voy ahora mismo. Esta novela no me llama mucho, al menos para leerla ahora. Tal vez en el futuro cambie de idea.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me animó más a leerla la autora de la misma que la novela en sí. Y por supuesto que hay que leer lo que apetezca en cada momento. De todas formas quédate con el nombre de la escritora por si acaso.
      Besos!!

      Eliminar
  6. Tiene buena pinta lo que comentas, el otro día lo vi en la biblioteca y estuve a punto de cogerlo, así que en cuanto termine con lo que tengo entre manos me pongo a ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste, José Luis, y que nos lo cuentes.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Lo cierto es que no conocía el libro ni a la escritora. Echaré un vistazo a sus libros, pues tras leer tu reseña, me apetece acercarme un poco a su obra. Veo que estás leyendo "Las buenas intenciones". Yo lo tengo en mi estantería y voy a leerlo muy prontito, así que espero con ansia tu reseña.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una escritora a la que merece la pena acercarse.
      Respecto a "Las buenas intenciones" te adelanto ya que me ha gustado mucho. Otro descubrimiento de una escritora que aunque es completamente diferente a Guelfenbein creo que también convendrá seguirle la pista.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Muy buena reseña. Nadar desnudas ya la tengo, y será una de mis próximas lecturas, y después, si me gusta leeré Contigo en la distancia, la verdad es que suelo tener bastante confianza en los Premios Alfaguara.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste, Ismael. A mí "Nadar desnudas" me encantó. Este también me gustó, aunque como comento en la reseña hay partes en las que se me desvanece un poco esa clímax tan especial que crea la autora.
      Espero tus impresiones.
      Besos!!

      Eliminar
  9. Hola guapa!
    Me encanta tu reseña, no he leído nada de esta autora pero tengo que reconocer que después de leerte quizás le de una oportunidad, aunque antes creo que leería Nadar desnuda. Feliz comienzo de semana. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena elección, Violeta. Espero que disfrutes su lectura si finalmente te animas.
      Feliz semana para ti también.
      Besos!!

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    No he probado a esta autora pero solo por tu reseña haría el esfuerzo.
    Además, la historia me ha dejado con ganas de saber más sobre Vera y Emilia.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra animarte a conocer a Carla Guelfenbein. Vera es un gran personaje pero sin duda Emilia es fascinante. Espero que no te arrepientas de querer conocerlas.
      Besos!!

      Eliminar
  11. La estoy leyendo y pronto publicaré mi reseña. No voy a decir nada de momento, porque sin terminar la novela, sería un poco osado. Lo que sí te digo es que me has convencido de que profundice en esta autora y lea más cosas de ella.
    Ya contaré. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si piensas repetir con la autora me atrevo a pensar que te está gustando el libro. De lo contrario, por mucho que yo diga maravillas de ella no creo que te animaras.
      Estaré pendiente para cuando lo termines a ver si coinciden nuestras impresiones.
      Besos!!

      Eliminar
  12. Todas las reseñas que he leído de este novela coinciden mucho con la tuya. Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero entonces que te animes a darle una oportunidad.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Otra vez que nos pisamos los talones. Aunque en mi caso tengo que buscar más libros de esta mujer.
    La historia, bastante anodina de entrada, me acabó entrando por los ojos hasta ponerse a flor de piel. Disfruté mucho con el libro que tiene, además frases para enmarcar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí andamos siguiéndonos la pista lectora.
      Ya comenté que a mí en principio la sinopsis de este libro no me atraía demasiado. Pero Carla Guelfenbein sabe imprimir en sus novelas un algo especial. Yo también subrayé muchas frases (y párrafos) mientras la leía.
      Espero que puedas leer más libros de ella.
      Besos!!

      Eliminar
  14. Hola!
    Me ha gustado mucho la reseña y me has dejado con unas ganas increíbles de leer este libro, creo que va mucho conmigo y me lo apunto para próximas lecturas.
    Un beso :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no te falle la intuición y que disfrutes mucho de este libro.
      Besos!!

      Eliminar
  15. No lo conocía pero me ha gustado la reseña y los fragmentos. Tiene muy buena pinta ^^ :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho y es una buena oportunidad para estrenarse con esta autora.
      Besos!!

      Eliminar
  16. Primero leeré Nadar desnudas.. me encantan tus reseñas... es esa cuestión de piel... la que me hace disfrutar tanto de lo que escribes¡¡¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francis. Espero que te guste "Nadar desnudas". A mí me sorprendió muchísimo. Gratamente, por supuesto.
      Besos!!

      Eliminar
  17. Jo, me ha encantado el segundo fragmento que has elegido del libro. Lo vi este tiempo de atrás entre las novedades... lo del premio alfaguara me da un poco de miedo, porque me suben demasiado las expectativas, siempre me pasa con los libros premiados. Le seguiré la pista. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un fragmento que a mí también me gusta especialmente. A veces los premios, las buenas críticas y las promos de las editoriales si son demasiado entusiastas también me tiran un poco para atrás, pues muchas veces crean expectativas que luego no cumplen. En este caso iba con la seguridad de que ya conocía a la autora. Te animo a descubrirla con esta novela o con cualquier otra de las suyas que te llame la atención.
      Besos!!

      Eliminar
  18. El coma es algo terrible y creo que ellos intentan buscarle un significado porque no quieren asimilar lo que está pasando...
    Igualmente debería leer el libro es solo una simple impresión!! jejeje

    Saludos!! buena entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El coma en esta novela es una simple excusa para que los personajes lleguen a confluir alrededor de Vera y nos cuenten sus historias.
      Espero que la impresión no te falle.
      Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares