La gallina que soñaba con volar (Sun-Mi Hwang)

¿Os gustan los cuentos, pajaritos? ¿Disfrutáis con las fábulas? ¿Pensáis que las historias protagonizadas por animales son sólo para niños? ¿Creéis que simplemente son relatos para entretenernos y pasar el rato, que una gallina, un pato o una comadreja no pueden enseñarnos nada? ¿En serio? Entonces, ¿qué hacéis leyendo lo que escribe un pájaro verde?

Portada de La gallina que soñaba con volar
En "La gallina que soñaba con volar" Sun-Mi Hwang nos cuenta la historia de Brote, una gallina ponedora que vive hacinada con otras compañeras en el gallinero y sueña con incubar su propio huevo y ser madre de un pollito. Brote observa la acacia que divisa desde su reducido hogar, los cambios que surgen en ella. Contempla también a los otros animales que viven en el corral, su libertad, sus crías. Anhela esa vida para ella. No comprende por qué día tras día es despojada de sus huevos sin poder llegar a ver cumplido su mayor deseo.
"Brote era el mejor nombre del mundo. Un brote se convertía en hoja y abrazaba el viento y el sol antes de caer, descomponerse y transformarse en mantillo para dar vida a fragantes flores. Brote quería hacer algo con su vida, igual que los brotes de la acacia, por eso se había puesto ese nombre."
Un día Brote tiene la oportunidad de salir no sólo del gallinero en el que vive confinada sino también de la granja. Descubrirá que su ansiada libertad tiene un precio muy alto y que perseguir sueños es un camino duro y costoso. La vida fuera de la granja puede ser cruel y salvaje. Los otros animales la rechazan, una comadreja la acecha constantemente y Brote, acostumbrada a su hasta entonces limitado mundo, no sabe cómo enfrentarse a esta vasta y desconocida situación. Encontrará, sin embargo, una ayuda inesperada. Rezagado, un ánade real incapaz de volar y que no ha podido pues migrar ese año con sus compañeros, acudirá en su auxilio.
"No hay más. Tú y yo somos diferentes y, por tanto, no entendemos la forma de pensar del otro, pero nos queremos igual. Yo te respeto."
Gallinas. Fotografía de Juanedc
"La gallina que soñaba con volar" es una hermosa fábula contada a modo de cuento para niños, una deliciosa novela cortita que empieza como una historia sencilla y que poco a poco va calando y enredándose fuerte dentro del lector. Y como toda fábula tiene su moraleja. La escritora coreana nos habla a través de Brote del valor de luchar por los sueños, los sacrificios que hay que hacer para perseguirlos y la capacidad para aceptar lo diferente. Pero este pequeño gran libro encierra también otra mayúscula enseñanza, que no es otra que la virtud de comprender las leyes de la Naturaleza y los contradictorios papeles que a veces nos toca asumir en ella.
"El silencio se impuso en los campos y el bosque. El mundo seguía en calma a pesar de que una vida preciosa se había apagado en un instante. Los árboles, las estrellas, la luna y la hierba callaban como si no hubieran presenciado la tragedia."
"En los prados ocurrían cosas constantemente. Unos morían y otros nacían. A veces una despedida y una llegada se solapaban. Brote comprendió que no podría estar triste mucho tiempo."
Acacia. Fotografía de Valentina Storti
Brote luchará por su sueño y también por sobrevivir en ese nuevo mundo que se extiende ante ella, a veces despiadado, a veces maravilloso. Y yo caigo, cual pájara con corazón de niña y mente de adulta, y entro hasta el fondo de esta historia que comenzó aparentemente sin pretensiones y terminó conmoviéndome profundamente. No he podido resistirme a empatizar con Brote y sus compañeros de aventura, ni siquiera con la desalmada comadreja, así como tampoco he podido evitar sonrojarme al recordar la multitud de ocasiones en las que he escuchado recurrir al término gallina como sinónimo de cobarde. Porque si algo le sobra a esta ave clueca es valor, y si algo ha adquirido en su periplo por la vida es el temple y la sabiduría necesarias para comprender el verdadero sentido de esta. Aprendamos todos de ella.
"Le acarició el lomo mientras notaba sus alas sedosas y aspiraba su olor. Quizá fuera la última vez que pudiera hacerlo. Los momentos preciosos no duraban eternamente."
Flying duck. Fotografía de Axel Naud

Ficha del libro:
Título: La gallina que soñaba con volar
Autor: Sun-Mi Hwang
Editorial: Nube de tinta
Año de publicación: 2014
Nº de páginas: 144

Más sobre "La gallina que soñaba con volar"


"La gallina que soñaba con volar" es la obra más conocida de la escritora coreana Sun-Mi Hwang. Se convirtió en un clásico nada más publicarse en el año 2000 y se ha mantenido en la lista de libros más vendidos durante diez años. También ha sido llevada al cine convirtiéndose en la película de animación más exitosa de Corea. Se ha adaptado al cómic, al musical y ha sido traducida a más de una docena de idiomas.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Una historia hermosa, Bea. De esas que parecen pequeñitas a priori pero que luego resultan muy grandes.
      Besos!!

      Eliminar
  2. Me había apuntado este libro a raíz de la reseña que publicó Laky y aunque no he podido hacerme aún con él, me apete mucho. Me alegra que tú también lo hayas disfrutado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nos quedan a veces tantos por leer... Espero que consigas hacerte con él y disfrutar de su lectura.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Lo tengo en casa, lo tengo enc asa. Ya te contaré cuando lo lea
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola pajarito, me ha gustado lo que has contado de ella, me la anoto!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lurdes. Ya me dejarás saber tu opinión.
      Besos!!

      Eliminar
  5. Hola, parece una buena historia, asique me la apunto. Besosssss : - )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Es una historia sencilla, fácil de leer, a veces dura pero muy bonita. Que la disfrutes.
      Besos!!

      Eliminar
  6. Lo quiero¡¡ qué preciosidad¡¡ ya te contaré.. gracias por la recomendación¡¡ genial reseña¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Es una fábula preciosa, me gustó mucho... el final da que pensar. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo bueno de este libro, que es una historia sencilla, aparentemente sin grandes pretensiones, pero que encierra mucho dentor de ella. Me alegra que coincidamos.
      Besos!!

      Eliminar
  8. Qué bonito! Me encanta esto: "No hay más. Tú y yo somos diferentes y, por tanto, no entendemos la forma de pensar del otro, pero nos queremos igual. Yo te respeto." Y eso de que no se puede estar mucho tiempo triste en un mundo lleno de despedidas pero también saludos. Me lo apunto. Al leerte no he podido evitar acordarme un poco de Juan Salvador Gaviota. Creo que se llevaría muy bien con Brote! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído "Juan Salvador Gaviota" pero por lo que me han contado creo que van un poco en la misma línea. Ya me contarás cuando lo leas.
      Besos!!

      Eliminar
  9. Desde que lo conocí, estoy detrás de esta historia: me parece un argumento muy bonito y tiene que ser una historia de esas que da gusto leer. A ver si tengo suerte y la encuentro en mi biblioteca! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá la encuentres y disfrutes su lectura.
      Un beso, Tizire :)

      Eliminar
  10. Me has recordado que lo tengo pendiente desde hace mucho!!! Graciasssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suele pasar también. Al visitar a los compis blogueros rescato muchas lecturas pendientes que tenía olvidadas. Ya me contarás que te parece.
      Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu tiempo.
Participa siempre con libertad y respeto.
Por favor, no dejes enlaces a otras webs o blogs. Si quieres ponerte en contacto conmigo por motivos ajenos a esta entrada utiliza el formulario habilitado para ello en la pestaña Información y contacto.

Entradas populares